Lágrimas y Favores presente en el Cottolengo

El comedor del Cottolengo de Málaga cuenta, desde el 9 de marzo, con nuevas mesas gracias a la Mayordomía de María Santísima de Lágrimas y Favores. Como explica el mayordomo de la sección de Lágrimas y Favores, Manuel Galindo, «este año no tallaremos, ni repartiremos túnicas, pero estaremos entregados y presentes en la calle más que nunca. Para ello, vamos a llevar a cabo una acción de colaboración y donación a diversas entidades sin ánimo de lucro de nuestra ciudad. Partiendo de una donación de 3.500 euros, trataremos de ayudar y cubrir necesidades puntuales de las diversas asociaciones con las que vamos a colaborar»

Entre estas entidades se encuentra la Casa del Sagrado Corazon, que gracias a la previa donación de sillas por un crucero y los tableros de la Fundación Lágrimas y Favores, dispone ahora de un comedor que «ha quedado fantástico», tal y como comenta la subdirectora del Cottolengo de Málaga, Susana Lozano.

Continuar leyendo

Arranca la campaña del Cottolengo de Málaga

La Casa del Sagrado Corazón, conocida popularmente como el Cottolengo de Málaga, que lleva más de 50 años ayudando a los que no tienen nada, ha puesto en marcha una campaña para captar socios que puedan aportar 10 euros al mes para seguir acogiendo a los más necesitados.

Son más de 40 las personas que viven diariamente en el Cottolengo de Málaga, que como explica el director de esta Casa, Patricio Fuentes, «no recibimos ninguna subvención pública. La necesidad de una cuota aunque sea solo de 10 euros al mes, que supondría 120 euros al año, es para saber que contamos con un dinero fijo al mes, con el que poder mantener esta Casa, ya que como cualquier familia tenemos que pagar la luz, el gas, el agua, etc.».

Hay varias maneras de participar o inscribirse, llamando al teléfono 633 75 97 50 o 952 31 74 43 o entrando en la página web: casadelsagradocorazon.es,  descargando el cupón y haciéndolo llegar al Cottolengo de Málaga o solicitando dicho formulario en la propia Casa.

Los primeros carteles con esta campaña, que ha diseñado desinteresadamente el estudio creativo La Madre de los Beatles, ya pueden verse tras los conductores de los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes EMT y «próximamente estarán también en las marquesinas de las paradas de autobús ya que contamos con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga».

Además, afirma el director de esta Casa, «decidimos poner una cuota de 10 euros al mes, que como bien dice nuestro cartel es menos de un café al día, para que cualquier persona pueda ser solidaria».

Arranca la campaña del Cottolengo de Málaga

La Casa del Sagrado Corazón, conocida popularmente como el Cottolengo de Málaga, que lleva más de 50 años ayudando a los que no tienen nada, ha puesto en marcha una campaña para captar socios que puedan aportar 10 euros al mes para seguir acogiendo a los más necesitados.

Son más de 40 las personas que viven diariamente en el Cottolengo de Málaga, que como explica el director de esta Casa, Patricio Fuentes, «no recibimos ninguna subvención pública. La necesidad de una cuota aunque sea solo de 10 euros al mes, que supondría 120 euros al año, es para saber que contamos con un dinero fijo al mes, con el que poder mantener esta Casa, ya que como cualquier familia tenemos que pagar la luz, el gas, el agua, etc.».

Hay varias maneras de participar o inscribirse, llamando al teléfono 633 75 97 50 o 952 31 74 43 o entrando en la página web: casadelsagradocorazon.es,  descargando el cupón y haciéndolo llegar al Cottolengo de Málaga o solicitando dicho formulario en la propia Casa.

Los primeros carteles con esta campaña, que ha diseñado desinteresadamente el estudio creativo La Madre de los Beatles, ya pueden verse tras los conductores de los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes EMT y «próximamente estarán también en las marquesinas de las paradas de autobús ya que contamos con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga».

Además, afirma el director de esta Casa, «decidimos poner una cuota de 10 euros al mes, que como bien dice nuestro cartel es menos de un café al día, para que cualquier persona pueda ser solidaria».